Una de las mayores preocupaciones de los padres es cómo puede afectar el excesivo peso que sus hijos e hijas cargan en sus mochilas escolares y, por ende, el sobreesfuerzo que realizan sobre sus hombros. Hay una tendencia general en la creencia de que ésta es la principal causa de la escoliosis infantil y, por tanto, un impedimento grave para el correcto crecimiento de los huesos de los niños. Pero hay más factores que deben ser considerados  y que se escapan en muchas ocasiones en las revisiones médicas como es la falta de simetría de nuestro cuerpo y cómo la compensamos.

Un ejemplo claro es que son numerosos los niños en edad de crecimiento que llegan a la consulta del podólogo tras revisiones aparentemente favorables y que presentan un desequilibrio postural por la compensación de esa asimetría.

Zulema Matías Martín, podóloga en la clínica Kineos (nº colegiada: 2513) nos explica por qué se produce la descompensación: “no se suele tener en cuenta la simetría de nuestro cuerpo, a pesar de que siempre escuchamos que nadie es simétrico 100%, lo cual es completamente cierto, pero no es problema de la simetría en sí sino de la compensación de no serlo. Si un niño crece con una pierna más larga que otra es normal, pero si pasados tres meses sigue siendo la misma pierna más corta, se sucederá un retraso en el crecimiento de esa pierna provocando una asimetría. Si las piernas no son iguales, el apoyo de los pies no será igual, pronaremos más un pie que otro y eso creará un problema en la estructura superior. Tras un gran desequilibrio en el tren inferior no es raro que la espalda empiece a compensar y provocar escoliosis”

(Imagen de escoliosis.eu)

Es importante revisar los pies en un podólogo para identificar sus apoyos y analizar la postura del niño y niña en vez de asumir que la causa principal es la mochila llena de libros. Así pues, desde la podoposturología se pueden tratar los trastornos de crecimiento infantil con un tratamiento adecuado a cada caso para ayudar a corregir la postura. No hay una terapia específica para todos sino que, dependiendo del problema del niño, habrá que hacer una u otra terapia como puede ser una reeducación del pie a través de plantillas posturales, correcciones sobre el aspecto biomécánico o incluso derivar a otro profesional que trabaje en el marco posturológico.

Para más información, no dudes en consultarnos en www.kineos.com, o bien llamando al teléfono 914 25 73 78